cajas rígidas

Exhibidor Temporal vs Exhibidor Permanente

Publicado el | por

Lograr llegar al consumidor no es tarea fácil para ningún tipo de marca en este siglo XXI, sin importar el giro de negocio en que esta se desarrolle hay muchas otras marcas que también están en el juego y quieren ganar esa confianza y generar esa compra, por eso es que día a día cada empresa busca como llamar la atención en las ya muy saturadas góndolas de las tiendas de autoservicio o las vitrinas.

 cajas rígidas

Algunas formas incluyen diseños llamativos en las cajas que contienen los productos, usar cajas rígidas para lograr que estas sean mucho más llamativas y elegantes y así lograr ser más efectivos en su mezcla de marketing. Sin embargo esto por si solo no basta para lograr esta meta. Esperar que la caja o el producto solo salten a la vista del consumidor no es suficiente. Por ello se creó una nueva herramienta y nos referimos a los exhibidores de cartón que permiten colocar el producto mas cerca del consumidor y en áreas donde no tiene que competir con otros productos similares.

EXHIBIDORES DE CARTÓN, CAJAS RÍGIDAS TODO AYUDA A VENDER

Lo antes expuesto es una verdad absoluta, cuando se trata de vender, todo lo que hagamos es útil, y en el caso de los exhibidores esto no puede ser menos cierto, pero como todo implemento de marketing los hay temporales y permanentes. Vamos a entender la diferencia entre una cosa y la otra.

 cajas rígidas

En primera instancia un exhibidor permanente es aquel cuya misión es poner el producto cerca del consumidor y destacar elementos básicos como su precio, nombre y, en algunas ocasiones, color característico. Estos exhibidores son permanente porque son atemporales, es decir, no están hechos para un tiempo en particular del año (recordemos que en el mercadeo existen diferentes temporadas del año) así que pueden estar todo el tiempo ahí. Sin embargo su contraparte, por llamarlo de alguna forma, son los exhibidores temporales, aquellos que están diseñados para estar no solo durante un tiempo determinado en el punto de venta sino también para coincidir con cierta época del año, como la Navidad, el regreso a clases, el día de la madre, entre otros muchos.

La idea de estos exhibidores temporales es permitir la venta de productos que no forzosamente son de temporada pero que si se adaptan (por empaque, presentación, etc.) a las diferentes temporadas del año lo que los hace perfectos para incrementar las ventas en esos momentos del año. Muchas empresas dudan a veces en utilizar estos así como las cajas rígidas de temporada precisamente porque temen que esto pueda ser una inversión que desequilibre su presupuesto de marketing.

Es aquí donde el hecho de que tanto las cajas como los exhibidores se hagan de cartón donde de gana en todo esto. El bajo costo de este material permite que puedan hacerse en la cantidad y forma que haga falta mientras que los permanentes (que por la durabilidad, resistencia y facilidad de armado y desarmado de estos) pueden guardarse y utilizarse de nuevo una vez la temporada en cuestión haya terminado y entonces los primeros puedan pasar a tomar su lugar en las bodegas y los permanentes regresar a su sitio en el punto de venta.

La realidad y conclusión es que no podemos hablar de una rivalidad sino más bien de saber jugar con ambos y así aprovechar las diferentes épocas del año (mercadológicamente hablando)  y así lograr las metas de ventas trazadas y deseadas para nuestra marca.

Comentarios

Publicaciones Relacionadas